sábado, 16 de febrero de 2013

NOTICIAS ARQUITECTURA.- El Estadio Azteca, uno de los inmuebles más seguros del mundo...


Nombran al Estadio Azteca como uno de los inmuebles más seguros del mundo, a casi 47 años de su construcción



Autoridades de la delegación Coyoacán y del Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal verificaron las condiciones de seguridad en el Coloso de Santa Úrsula y coincidieron en que cumple con todas las medidas las medidad de seguridad.


El Estadio Azteca cuenta con una capacidad para albergar a 105,064 aficionados; Diseñado por Pedro Ramírez Vázquez y Rafael Mijares Alcérreca, fue construido en 1962 con motivo de la novena edición de la Copa Mundial de Fútbol que se realizó en México en 1970. 





Construcción:

El terreno elegido estaba en el antiguo ejido de Santa Úrsula, sobre la calzada de Tlalpan. Era una superficie rocosa producto de las erupciones del volcán Xitle.

 En agosto de 1962 una superficie de 63 mil 590 metros fue volada con explosivos. Diariamente trabajaron, durante 24 horas, 800 operadores, 35 ingenieros, 17 técnicos y 10 arquitectos.

Para mayo de 1966 estaba prácticamente terminado, sólo faltaban detalles y una estructura metálica, a manera de techo, de mil 200 toneladas de acero laminado en perfil, con un volado que fluctuaría entre los 20 y 50 metros, el cual todavía necesitaría poco más de una año para ser elaborado y colocado.

Se emplearon 42 mil metros cúbicos de concreto, 100 mil toneladas aproximadamente, así como unas ocho mil toneladas de varilla. La longitud total del graderío era de 54 mil 839 metros. Se construyeron 631 palcos en ese momento, para 6 mil 300 personas, 9819 plateas y tres niveles: especial numerado, preferente numerado y general.

El estacionamiento de palcos contaba con espacio para mil 262 vehículos y el general para cinco mil. Además el alumbrado integraba 36 lámparas de xenón de 20 kilowatts cada una, todas con planta de emergencia.






A la vez, es el único estadio en el mundo que ha albergado dos finales de Copas del Mundo de la FIFA, en los Campeonatos de México 70 y México 86. En la primera vio la consagración de Pelé como el "rey" del fútbol, y en la segunda la consolidación de Diego Armando Maradona como figura histórica del balompié mundial.

La cancha del estadio se encuentra a 9.5m por debajo del nivel de la calle y cuenta con un sistema de drenaje excepcional, de tal manera que evita encharcamientos y permite jugar minutos después de haber terminado una tormenta. Las medidas de la cancha son de 68 m de ancho por 105m de largo, como lo establece la FIFA.

La posición de la cancha señala una orientación del paso del sol durante los partidos diurnos, de oriente a poniente, para evitar desventaja a los equipos.
Para la Copa Mundial de Fútbol de 1986, con la inversión de varios cientos de millones de pesos, el Azteca cumplió con los requerimientos de FIFA, cuyos directivos pidieron se integrara un palco para dicha federación, además lugares para prensa nacional, internacional y televisión, mayor número de butacas, medidas de seguridad para el ingreso y desalojo de aficionados, área de estacionamiento, muralla protectora alrededor del estadio y puertas de seguridad para ingresar a la cancha.




Además cuenta con comodidades tanto para el público como para los jugadores:
  • Accesos y salidas al estadio por vías rápidas.
  • Máxima visibilidad a la cancha desde cualquier punto de palcos, plateas o gradas, de día y de noche.
  • Instalaciones dotadas de las máximas facilidades y servicios para entrenadores y jugadores.
  • Cuenta con 856 palcos privados en forma de balcones independientes a la cancha, con gran visibilidad por su relación de altura y distancia con respecto al césped y con un antepalco con sanitario propio y estacionamiento interno para dichos palcos.
  • El tiempo para desalojar por completo el estadio es de 18 minutos.
El sistema de iluminación con que cuenta actualmente el estadio, es uno de los más modernos en el mundo, es el mismo que con gran éxito se está empleando actualmente en Europa y garantiza juegos nocturnos de perfecta visibilidad. Sus torres y el techo, único en su género, dieron el toque final a este gran estadio.



En su exterior se emplazó la obra "El Sol Rojo" del escultor Alexander Calder con motivo de los Juegos Olímpicos de 1968. También es conocido con el sobrenombre de El Coloso de Santa Úrsula por encontrarse ubicado en los antiguos terrenos ejidales del pueblo de Santa Úrsula Coapa.

Por Eduardo Chávez





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son importantes para Nosotros...