martes, 29 de noviembre de 2011

NOTICIAS ARQUITECTURA.- González de León abraza a la modernidad...


El arquitecto dirige un taller no un despacho, porque su visión de la arquitectura es artesanal. (Imagen vía: Klint&Photo)


La creación arquitectónica es una labor diaria de estira y afloja, de prueba y error constante, comenta Teodoro González de León.

“Quien no lo hace así construirá una cosa simple y babosa. Una obra pequeña puede ser tan compleja como una gigante”, explica el arquitecto fundador del despacho que lleva su nombre.
“La arquitectura siempre va cambiando y yo trato de hacer lo mismo: me esfuerzo para evolucionar y no copiarme con mis obras”, revela González de León, quien se considera a sí mismo “un clásico”, que aplaude el empuje de las nuevas generaciones en el terreno arquitectónico.

Para él, la tecnología es la diferencia más importante en la forma en como se hacía la arquitectura durante la primera década de este siglo y de cómo se hacía en la anterior.

“El uso de computadoras y programas avanzados de diseño es lo nuevo. Yo trabajo con los diseñadores, pero no con las computadoras. Las maquetas, porque me permiten tocar y, de alguna manera, entrar en el espacio”, explica.

La visión de González de León sobre la arquitectura es meterse artesanalmente a la creación de espacios para el hombre, y no puede ser algo industrial.
En los últimos 10 años hubo un gran estallido en la arquitectura a nivel internacional y nacional. Pero la crisis económica, uno de los primeros problemas de esta década, ha detenido la arquitectura. “En México tenemos crisis cada sexenio, se frena el trabajo y eso no permite que un arquitecto siga trabajando para sacar mejores obras”, asegura.

El arquitecto reconoce que su acercamiento al tema de la sustentabilidad es limitado porque duplica el costo de las obras. Por ejemplo, si el Museo Universitario de Arte Contemporáneo de la UNAM –su trabajo más reciente– se hubiera construido en Estados Unidos, en donde hacen una revisión más exhaustiva para la protección al ambiente, habría sido 10 veces más caro. “México aún no esta preparado para ello, pero se va haciendo lo que se puede”, concluye.

SERIE: Los diez despachos de la década

Las firmas de arquitectos mexicanos que más innovaron durante los primeros años del nuevo siglo.

 SIGUIENTE: Horizontes renovados de Augusto Quijano

 Vía: CNNExpansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son importantes para Nosotros...